¿Qué es una cuenta?

¿Qué son las cuentas? Denominaremos cuentas a las representaciones de cada uno de los elementos patrimoniales de la empresa.

La cuenta es básica en contabilidad, en ella se registran individual y detalladamente los movimientos contables de cada uno de los elementos patrimoniales de la empresa.

Podemos distinguir tres grandes tipos de cuentas:

  • Cuentas de Activo : Representan los Bienes y Derechos de los que la empresa es titular. Son ejemplos de cuentas de Activo: “Banco cuenta corriente”, “Maquinaria”, “Clientes” o “Valores de renta fija”.
  • Cuentas de Pasivo exigible : Representan las Obligaciones a las que debe hacer frente la empresa, por ejemplo “Deudas a largo plazo”, o “Proveedores”.
  • Cuentas de Neto: Representan las aportaciones realizadas por los propietarios de la empresa, o los excedentes que haya generado ésta en su actividad. Son ejemplos de cuentas de Neto “Capital”, “Reserva legal”, o “Prima de Emisión

La forma habitual de representar una cuenta cuando se estudia contabilidad es por medio de una” T “mayúscula; la rama izquierda de la T se denomina Debe, mientras que la rama derecha, es el Haber.

A las anotaciones en el Debe se las denomina cargos, mientras que las anotaciones en el Haber son abonos.

Las cuentas contables se agrupan en dos grandes apartados:

  • cuentas de balance y
  • cuentas de gestión.

Son cuentas de balance aquéllas que reflejan los elementos contables de activo y de pasivo. Al final del ejercicio su saldo aparece reflejado en el Balance de la entidad.

Las cuentas de gestión por su parte son aquéllas que no reflejan un elemento contable, sino los gastos e ingresos que se producen en el desarrollo de las actividades de la empresa. Al contrario que las cuentas de balance, al final del ejercicio no aparecen en el Balance de la entidad, sino que su saldo se compensa en la cuenta de Pérdidas y Ganancias para determinar el resultado del ejercicio, siendo ésta la cuenta que aparece en el Balance.

En las cuentas de gastos, se anotan en el Debe los incrementos del gasto, mientras que se anotan en el Haber las disminuciones de éste.

Por el contrario, en las cuentas de ingreso, se anotan en el Haber los incrementos del ingreso, y en el Debe, las disminuciones.

Respecto al movimiento de las cuentas de balance, las operaciones se registrarán en el Debe o en el Haber en función de si se trata de cuentas de Activo o de Pasivo, y de la operación que se quiera registrar.

Respecto a las Cuentas de Activo, se anotan en el Debe, tanto el saldo inicial de la cuenta, como las operaciones que supongan un incremento de valor, mientras que en el Haber se anotan las operaciones que supongan una disminución de valor.

En las cuentas de Activo, se denomina saldo de la cuenta a la diferencia entre el Debe y el Haber. A este saldo se le llama “saldo deudor“.

Por su parte, en las cuentas de Pasivo (tanto las de Neto Patrimonial, como las de Exigible), en el Haber se anotan el saldo inicial y las operaciones que supongan un mayor valor de la cuenta, mientras que en el Debe se anotan las operaciones que supongan una disminución de valor.

En las cuentas de Pasivo y de Neto Patrimonial, se denomina saldo a la diferencia entre el Haber y el Debe. A este saldo se le llama “saldo acreedor“.

Finalmente, en la vida real de las empresas, la T que representa las cuentas contables (y que se denomina libro mayor) tiene el siguiente formato:

Fecha Concepto Debe Haber Saldo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top