Precios de Mercado

Precios de Mercado

El Precio de Mercado es el precio al que un bien o servicio puede comprarse en un mercado concreto. Existen diversas teorías acerca de los precios, que veremos más adelante, pero como podemos observar, se trata de un concepto simple que la mayoría de las personas conocemos.

Entendemos entonces por precio como el monto de dinero asignado a un producto o servicio, o la suma de los valores que los compradores intercambian por los beneficios de tener o usar un producto o servicio.

Conozcamos más detalles acerca de los Precios de Mercado…


Antes de continuar con Precio de Mercado, debemos hacer una aclaración que se refiere a la definición en sí que tiene el “Precio”. No tiene que ser necesariamente igual al “valor” del bien o servicio, o al costo del mismo, ya que el precio fluctúa de acuerdo a muchos factores, entre otros, el precio varía de acuerdo a las condiciones de oferta y demanda, estructura del mercado, disponibilidad de la información de los compradores y vendedores, capacidad de negociación de los agentes, etc.

Repasemos las distintas teorías de las dos principales escuelas económicas:

  • La escuela neoclásica sostiene que el “precio natural” es el “precio estable” de mercado pero transformado en precio de “mercado estable”: aquel en el cual el mercado se vacía, es decir, en el cual todo lo producido se vende y no queda demanda insatisfecha. El contrapunto de esta concepción es que está definida dentro de las reglas de un mercado en competencia perfecta, es decir, una plaza donde existe plena información y tanto los oferentes como demandantes se encuentran en iguales condiciones. La realidad de la economía actual nos demuestra que lejos estamos de este tipo de mercado.
  • La teoría marginalista sostiene que ni existe un modo ni es relevante tratar de determinar la existencia de una competencia perfecta o imperfecta. Lo relevante para la formación de precios es simplemente que cada individuo tenga una idea aproximada de los bienes en cuestión o cualquier otra percepción de la demanda. Desde esta perspectiva no hay un sistema o modo de calcular las variables económicas “en principio” o en abstracto; consecuentemente la única información relevante y posible es el precio, pero, dado que ese cambia, no hay seguridad que el resultado sea correcto y/o de largo plazo: la acción económica implica un riesgo irreducible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top