Teoría del “Negocio en marcha”

La teoría o hipótesis de “negocio en marcha” no es otra cosa que la necesidad de que toda vez que una empresa elabore estados financieros debe evaluar la capacidad que tiene ésta para continuar en funcionamiento.

Esto es de suma  importancia, debido a que los estados financieros deben elaborarse teniendo en cuenta la hipótesis de negocio en marcha, o sea que la empresa, por ejemplo, no pretenda cesar sus actividades y no exista otra alternativa más realista que proceder con su liquidación por problemas financieros.

La existencia de dudas o incertidumbres importantes en relación con la posibilidad de seguir funcionando normalmente debe ser revelada en las notas a los estados financieros.

Una evaluación de la hipótesis de negocio en marcha incluye lo siguiente:

  • Historial de operaciones rentables, rentabilidad actual y la esperada;
  • Calendario de pagos de la deuda; y
  • Fuentes potenciales de sustitución de la financiación existente (acceso al crédito).

Esta evaluación debe realizarse teniendo en cuenta información disponible para el futuro, de al menos doce meses a partir del periodo sobre el que se informa.

Una adecuada evaluación del negocio en marcha puede incluir la exposición a la cual se encuentra la empresa, un análisis financiero de la misma, un análisis de los recursos de liquidez y capital, un análisis de los requisitos de efectivo, un análisis de los fuentes y usos de efectivo, un análisis de las políticas y estimaciones contables criticas, entre otros.

Dado lo anterior se hace necesario que una entidad revele en su información financiera los compromisos de liquidez y capital teniendo en cuenta los compromisos (contratos y acuerdos) y las obligaciones de deuda (incluye intereses) por un periodo menor a un año (corrientes) entre uno y tres años, y mayores a tres años.

Realizar este tipo de análisis es una obligación de la gerencia de la eempresa, con el objetivo de ofrecer una visión a los inversionistas y usuarios de la información financiera, los compromisos de flujos de efectivo ya adquiridos por la entidad y la forma de como la entidad puede suplir esas necesidades de efectivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top